16 consejos para ir al gimnasio y no poner excusas

Consejos clave para no abandonar el gimnasio a las primeras de cambio

  • ¿Te sientes cansado/a? Recuerda lo bien que te sientes después de cada entrenamiento. Analicemos qué significa estar cansado: “que manifiesta falta de fuerzas”. ¿Es eso lo que te pasa? o ¿es falta de motivación? A veces decimos cansancio cuando, en el fondo, queremos decir eso, falta de motivación. Cuando pongas esa excusa para no ir a entrenar plantéate ¿me iría de compras ahora? Si la respuesta es sí, ¡ve al gym! El ejercicio físico nos hace sentir mejor con nosotros mismos y nos llena de vitalidad.
  • ¿Tienes sueño? Hacer deporte te ayudará a afrontar el día con más energía. Hay días en los que por diferentes motivos nos sentimos adormilados. Días grises. Días en los que la calefacción en la ofi está más alta de la cuenta. Días en los que no hemos tomado nuestro café o té matinal. Por eso, te preguntamos: ¿Has dormido más de 7 horas?  Si has dormido lo suficiente y crees que sientes sueño por uno de los motivos que te hemos nombrado arriba, ¡anímate! La práctica de deporte te ayudará a afrontar el día con más energía.
  • Lo más importante a la hora de ir al gimnasio es tener bien claros y definidos tus objetivos. Si no sabes bien qué hacer, puedes probar un poco todas las actividades que puedes realizar (para adelgazar, tonificar, fortalecer…) y, a partir de ahí, establecerte objetivos a conseguir. Esto no quiere decir que sea malo no establecerlos, sino que tardarás más en notar los resultados.

“Si aún así estás un poco perdido/a concierta una cita con un entrenador para que te asesore de manera profesional como dar los primeros pasos”

  • Es importante que, el día que vayas a ir al gimnasio, acudas preparado. Con esto hablamos tanto de la alimentación previa como de la equipación necesaria para hacer ejercicio correctamente. Puedes concertar una cita con nuestra nutricionista si no sabes como llevar el tema de la alimentación.
  • Respecto a la alimentación, no es nada recomendable ir al gimnasio en ayunas. Tampoco habiendo comido muchísimo 5 minutos antes. Lo ideal es acudir, al menos, una hora después de haber comido. Por otra parte, si vas a realizar un ejercicio intenso, recomendamos ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono y proteínas.
  • Respecto a la equipación, lo que queremos decir es que, si de verdad quieres establecer una buena rutina deportivadebes utilizar material deportivo completo y de calidad. En función de los ejercicios que realices en el gimnasio serán unos u otros.
  • ¿Hace frío? El ejercicio físico hará que tu cuerpo entre en calor. El deporte ayuda a nuestro cuerpo a entrar en calor y a estar más fuerte. Si tienes frío, ¡muévete!
  • Si eres de los que desiste rápidamente, antes de tomar esa mala decisión, prueba a realizar las siguientes actividadedes: convencer a alguien para que vaya al gimnasio contigo, integrarte más con la gente que acude al gimnasio, realizar actividades grupales y probar otras actividades que no hayas realizado nunca, quizá te sorprendan positivamente.
  • ¿No te gusta ir solo/a? ¡En Villaescusa Sport nunca estás solo!  Muchos de vosotros, disfrutáis de la compañía de amigos o compañeros de trabajo cuando entrenáis. Y, sí, desde Villaescusa Sport ya os hemos dicho muchas veces que los mejores momentos son los que compartimos. Así que es genial poder hacer deporte en buena compañía. Pero, ir a entrenar sin compañía también es posible. Para empezar, nunca estarás solo en el Club. Tienes a los entrenadores de tu centro dispuestos a ayudarte si lo necesitas. Además, puedes hacer muchos amigos, sobre todo, entre aquellos socios que acuden a la misma hora que tú. La música es también un elemento imprescindible cuando entrenamos solos. Disfruta de la que ponen en tu Club o simplemente escucha tu propia lista de canciones favoritas. Seguro que esto te permitirá entrenar con más ganas.
  • ¿Llegas tarde a la clase? ¡No pasa nada! Siempre puedes completar tu entrenamiento en la sala de fitness. ¿Por qué crees que no merece la pena ir a tu centro si llegas tarde a la actividad dirigida? ¡No pasa nada si no llegas a tiempo! Incorpórate a la clase aunque sea tarde, después puedes ir a la sala de fitness para completar tu entrenamiento.
  • ¿Tienes agujetas? Un entrenamiento suave facilita la desaparición de tus agujetas. Si eres principiante, tienes agujetas y te encuentras en tu pico máximo de dolor, puedes dejar a tus músculos descansar. No obstante, si las agujetas se deben a un aumento en las cargas que usas en tu tabla de ejercicios habitual, te recomendamos que vayas a tu centro. Entrena de manera más suave y no solo estarás ejercitándote sino que ayudarás a que las agujetas desaparezcan.

“¿Dispones de poco tiempo y crees que ir para 35 minutos no vale la pena? ¡Sí vale la pena! Mantener nuestro cuerpo activo es beneficioso para nuestra salud. Más vale que entrenes 30 minutos a que no entrenes nada. Es positivo mantener tu cuerpo activo, ganas en vitalidad y en salud”

  • ¿Te has dejado el pulsera de socio en casa? Coméntalo en recepción y te dejarán pasar. Cuando olvides la pulsera en casa, en el trabajo o en uno de tus bolsos, coméntalo en recepción y te permitirán pasar.

Eso sí, ¡acuérdate de tu pulsera la próxima vez!

  • ¿Te apetece probar Dumbbells, SFX Core, Pilates, bodyjump, Zumba o Interval pero tienes miedo de ir perdido? ¡Anímate! Probar actividades nuevas es muy positivo y te permitirá dinamizar tu entrenamiento. Dudas de si podrás seguir la coreografía. Temes no poder hacer los ejercicios con el peso medio que recomienda el instructor. Relájate. Prueba actividades nuevas sin miedo. Puede que el primer día vayas un poco perdido, pero, todos hemos pasado por esa primera vez.  ¡Prueba actividades nuevas! Dicen que quien no arriesga no gana.
  • ¿Dices que vas mañana? Hay un sabio refrán que dice: no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Acude a tu centro hoy, no sabes si mañana te surgirá algún imprevisto. ¿Alguna vez has pospuesto tu entrenamiento físico para el día siguiente y finalmente no has ido? Sigue el refrán y no dejes para mañana tu sesión de ejercicio. Cuando te encuentres en una de las 10 situaciones descritas, recuérdate el motivo por el cual sí deberías hacer deporte. Siempre hay una buena razón. ¡Olvídate de las excusas!

Deja tu comentario

Ir a Arriba